Cómo tener una comunidad de vecinos IMPOLUTA

Comunidad_de_vecinos

Cómo tener una comunidad de vecinos IMPOLUTA

Si algo nos ha enseñado el momento que vivimos, es la importancia de la limpieza y la responsabilidad individual que tenemos cada uno de llevarla a cabo. Por eso y porque a nadie le gusta convivir en lugares que no estén limpios, hacerte cargo de la limpieza de la comunidad de vecinos en la que vives es más importante de lo que crees.

A nivel colectivo, todos y todas deberíamos preocuparnos de cuidar el entorno que compartimos con los demás. Si lo hacemos en casa y en la oficina, ¿cómo no hacerlo en un espacio en el que habitan otras personas y familias? Donde vives no es solo tu casa, es también la escalera, el ascensor, el portal, el patio, la azotea. Cualquier espacio común que, efectivamente, compartas y por el que transites a diario, puede considerarse también una prolongación de tu propia vivienda.

Por todo eso y tanto si hay normas en tu comunidad como si cada uno se encarga de su particular manera de mantener el orden, hay varias pautas que pueden ayudarte a ti y a todos los vecinos a vivir con tranquilidad.

Pon horarios

Procura no sacar la basura a deshora y mucho menos dejarla en la puerta. Si ayer se te olvidó tirarla cuando podías y hoy cocinaste pescado, no es responsabilidad de los vecinos. Anuda la bolsa y ciérrala correctamente, déjala en el cubo para evitar que se filtre ningún olor y sácala en el horario pre establecido.

Piensa que la correcta gestión de las basuras es vital para evitar que surjan malos olores que pueden empeorar la calidad del aire interior e incluso, a la larga, provocar que surjan plagas.

Si hay papeleras, úsalas

Aunque parece de Perogrullo, no lo es. Aún hay personas que arrojan papeles al suelo, pañuelos de papel, chicles… Por eso, si tu comunidad cuenta con papeleras tienes la obligación de usarlas, al igual que quien corresponda, deberá vaciarlas y mantenerlas limpias.

Usar la papelera correctamente, no significa tirar la basura, aunque sea una bolsa pequeña, en ella. Las papeleras son para usos concretos y su correcta utilización garantiza el bienestar de los demás porque como te decía al principio de este post, a nadie le gusta llegar a su propia casa y que esté sucia.

Tener mascota no es una excusa

Debería ser evidente, pero nunca está de más recordarlo: si tenemos mascotas, debemos hacernos responsables de ellas. Esto incluye, por supuesto, tanto recoger sus deyecciones y tirarlas a la papelera, como limpiar las superficies que manchen si fuese necesario.

Además de esto, hay que procurar que todo ocurra fuera del edificio y llevar una botella de agua para limpiar por encima los orines en otras zonas, exteriores que también forman parte de la comunidad, como los patios.

El garaje no es un vertedero

Si el garaje forma parte de tu comunidad, también está en ti mantenerlo limpio. Si tu coche soltó aceite, si fuiste al campo y por culpa de las ruedas manchaste el pavimento, etc, está en ti tanto limpiar si fuese el caso, como avisar a la persona responsable en el caso de que la hubiese para hacerlo.

En cualquier caso, deben tomarse las mismas precauciones que en el resto de zonas, y limpiarlo de forma periódica.

En definitiva, mantener limpia una comunidad de vecinos puede ser tedioso y trabajoso. Por eso y además del debido cumplimiento de las normas por parte de cada uno de nosotros, la mejor medida que  podemos tomar es, sin duda, contar con una empresa de limpieza profesional que se encargue de mantener nuestra comunidad en las mejores condiciones. Así que si quieres despreocuparte y mejorar tu bienestar, hablemos, seguro que tenemos una buena solución para ti y tu comunidad de vecinos.

No hay comentarios actualmente

Sorry, the comment form is closed at this time.